BusesyCamiones.pe

Home Mecánica y Mantenimiento Turbocompresor: Más aire para una mayor potencia y eficiencia

Turbocompresor: Más aire para una mayor potencia y eficiencia

La potencia en el motor ha tomado un gran realce, en especial en vehículos de gran tamaño. Conocer qué es el turbocompresor, es vital.

turbocompresor

El tiempo hace que los niveles de exigencia sean mayores, en la industria automotriz. Frente a la necesidad de contar con vehículos de mayor potencia, se diseñaron y fabricaron turbocompresores. En principio se usaron en máquinas con un régimen constante y de grandes potencias.

El principal objetivo del turbocompresor es elevar el volumen de aire que ingresa, y por ende mejorar la eficiencia del motor (potencia); en especial en lugares donde la presión atmosférica es baja. La utilización de la sobrealimentación se fundamenta básicamente en la mejora de la combustión.

Si quisiéramos definir al turbocompresor, podemos decir que es un tipo de ‘soplador’. El turbocompresor utiliza los gases quemados del múltiple de escape para mover las paletas de la turbina que están unidas por un eje a las del compresor; haciendo que este comprima los aires de admisión y así incremente la cantidad de aire fresco que ingresa a los cilindros del motor.

No hay que olvidar, que un motor no podría ser sobrealimentado si no pudiera controlar el exceso de presión que produce el turbocompresor. Es así que a bajas revoluciones, la salida de los gases quemados es de poca consideración y la velocidad de la turbina resulta moderada.

Por otro lado, si el régimen es alto la velocidad del compresor y el volumen de aire es mayor. Cabe resaltar que la presión generada por la sobrealimentación debe oscilar entre los 0.4 y 0.7 bares. El elemento que se encarga de regular dichos estándares y controlar que esta presión se mantenga estable, se llama ‘Válvula de Descarga’.

CONOCER PARA PREVENIR

El tener un motor con sobrealimentación trae consigo muchas ventajas, pero, no es excepto de tener desventajas. Una máquina con turbocompresor es más delicada que una sin turbo. Por lo tanto, su relación de compresión es inferior a la de un motor normal. Esto se traduce en una respuesta lenta del vehículo a bajas revoluciones, lo que cambia totalmente cuando el régimen es alto.

El mayor valor económico de un vehículo sobrealimentado se debe a que la mezcla (aire/combustible), una vez preparada, es muy explosiva y sensible a las altas temperaturas (así como a las presiones). El turbocompresor, al aumentar los valores de estos dos ítems, no solo afecta a la mezcla, sino también a las partes móviles, por lo que los fabricantes preparan mejor las partes vitales del mismo, de ahí su encarecimiento.  

Las altas temperaturas que se producen en la cámara de combustión debido a la sobrealimentación, hacen que el sistema de refrigeración sea insuficiente. Todo vehículo que use un turbocompresor está acompañado de un enfriador llamado ‘Intercooler’. El uso de este elemento hace posible, el uso continuo del turbo y evita la pre-detonación del aire caliente.

Al ser el aceite el único mecanismo de lubricación con el que cuenta el turbo, este realiza una doble labor (engrase y refrigeración). Por ende, los motores sobrealimentados tienen un cárter más grande, suelen llevar un radiador para enfriarlo y su composición es distinta al que usan los motores estándar.

Finalmente, el uso de un aceite de baja calidad o que no corresponda a un motor con turbocompresor, puede ser el origen de futuros problemas, como el agrietamiento de sus componentes, al no soportar las altas temperaturas alcanzadas.